Dear September…

¡Hola! Si estás leyendo esto es porque has vuelto de las vacaciones y no das pie con bola ¿verdad? ¿no? Quizá vas a emprender y no sabes cómo hacerlo ¿frío frío? Bueno, estás aquí por tu negocio, eso es seguro.

Te cuento, vengo de UN MES DE VACACIONES siendo otra persona, todo gracias a que he decidido escribir mi nombre en la agenda digital de prioridades. Como se decía antes cuando jugábamos ¡por mí y por todos mis compañeros! El equipo y yo venimos cargados de energía y positividad.

No es broma cuando digo que no tengo depresión post vacacional. He desconectado, disfrutado y, he vuelto con la tranquilidad de saber que lo tengo todo organizado y no tengo de qué preocuparme.

Así que estoy muy agradecida del maravilloso mes de agosto que he pasado, vuelvo con ganas de crear nuevas líneas de negocio, de ayudar y sobre todo, disfrutar de mi empresa ganando dinero ¡qué bien suena!

Pues mejor suena contarte que la vuelta al emprendimiento viene cargada de MENTORÍAS DE NEGOCIOS, el servicio estrella para ayudarte a:

  • Reflotar tu negocio
  • Emprender desde cero con cabeza
  • Innovar
  • Captar nuevos clientes
  • Formarte
  • Reinventarte
  • Tener un plan de acción

Si tuvieras ante ti dos caminos distintos, en el que uno te lleva a ser esclavo de tu negocio, y otro a tener un negocio rentable y escalable pudiendo conciliar tu vida personal con la profesional… No hay más preguntas señoría.

Las mentorías consisten en tener dos sesiones al mes, donde vas a volver a tu infancia; Tendrás deberes, autoevaluaciones, resultados, etc. ¡Relax! Aquí nunca se suspende, todo es aprendizaje y vamos siempre hacia adelante con nuestros progresos diarios.

Si crees que es el momento de confiar tu negocio a un mentor, y espero que sea a mí, permíteme un consejo, NO TE LO PIENSES. Si se te ha encendido la bombilla de pedir ayuda, no la apagues, aprovecha su luz y nútrete.

Tener un mentor es como buscar un psicólogo, no vale cualquiera, debe ser una persona que vaya al mismo son que tú, que te resuene, que te tranquilice con su presencia o sus palabras.

Si tu respuesta es SÍ, puedes ponerte en contacto conmigo mediante teléfono o correo electrónico y decirme: Nere, quiero un negocio rentable y escalable.

Me encantaría acompañarte y ayudarte a alcanzar todas tus metas, te aseguro que no te arrepentirás